La ciudad suena a ritmo de 3x4


Veinte años después, el carnaval de Palma del Río volvió a tener un pregón como comienzo de las fiestas de Don Carnal. La escalinata del Ayuntamiento se convirtió ayer en el lugar donde Fernando Mikel caracterizado de Poncio Pilato puso la chispa pícara y simpática a unos días pensados para salir a la calle enmascarado en multitud de personajes y motivos dicharacheros. Poncio Pilato y su mujer, Claudia Prócula, no se olvidaron del mantón que Victorio & Lucchino regaló a la Virgen de Belén, la situación de la política nacional, las dificultades económicas o los cotilleos que se cuentan en el ambulatorio, entre otros temas, fueron parte del repertorio creado para tan especial actuación.
No pudo faltar el “repaso”-cariñoso- a los grupos carnavaleros locales, el pregonero habló de un asiduo a esta festividad como es Jesús Morales “buen amigo y una persona entrañable, ese lleva el carnaval en la sangre”. Mikel echó la vista atrás para recordar a los Niños Villaloca, Azahares y “a aquel Carrillo que hace muchos años divertía con sus disfraces”, sin olvidarse de Tip y Coll interpretado por Currito el de los polos; “Grandes carnavaleros a los que yo seguí sin parar y de los que yo mamé carnaval”, reveló. De nombres históricos, el personaje de Poncio Pilatos saltó a las agrupaciones actuales como la Cochera de Flores con Este cuento tiene guasa; los niños que componen Todo va sobre ruedas; el nutrido grupo de Los exploradores (que gritaron tierra a la vista y le perdimos la pista); Los que esconden el conejo o quienes el año pasado iban de cuponeros y esta vez son Los que te ponen en línea -Asociación Cultural Manuel Carrillo Cumplido-. Uno de los momentos cargados de emoción fue cuando Mikel al mencionar a éstos últimos, se acordó de la memoria de uno de sus componentes, “Manuel Carrillo al que hoy recordaremos porque pronto tendremos un día triste, se cumplirán dos años con su recuerdo. Pero yo he escuchado decir que el San Jacobo chirigotero estuvo vendiendo cupones allá por el cielo y que mandó callar a los coros celestiales: ¡Dejadme escuchar que mi chirigota está en la calle! Porque escuchando a sus compañeros, del carnaval disfruta y gracias por ponerle su nombre a lo que ustedes más os gusta”, expresó antes de que el público rompiese en aplausos.
Los asistentes escucharon también pasodobles dedicados al patrimonio histórico, “con varios siglos de historia, la muralla sigue en pie, fiel testigo de un pueblo al que ha visto crecer” deleitó. Otro gesto, ésta vez cargado de risas y buen humor, se produjo cuando se subió a la puertas del Consistorio la chirigota a la que pertenece Fernando Mikel. Sus integrantes, a pesar de llevar dos años sin salir, acompañaron al pregonero para cantar uno de sus temas sobre la afinidad de la localidad con Córdoba o Sevilla, algo que concluyeron con una frase entre acordes de guitarra: “Que yo tengo cuna propia, yo soy de Palma del Río”. Tras las palabras del pregonero, una caravana de disfraces partió desde la Plaza Mayor de Andalucía bajo la música de una charanga para recorrer el centro de la ciudad entre coreografías y los sonidos de las chirigotas, cuartetos y asociaciones locales. La comitiva encabezada por La Banda del Toro contó con la presencia de magos, trajes de época, vendedores de telefonía, egipcios, majorette y muñecos de dibujos animados; un trayecto cargado de diversas paradas para escuchar las composiciones de las diferentes chirigotas, hasta que finalmente la animada comitiva llegó al Paseo Alfonso XIII.
Previamente a este acto inaugural de ayer domingo, el Teatro Coliseo acogió el sábado la XIII Muestra de Murgas Locales; el patio de butacas se puso varias veces en pie ante las letrillas de Todo va sobre ruedas; Los exploradores (que gritaron tierra a la vista y le perdimos la pista); Los que te ponen en línea y Los que esconden el conejo. La noche estuvo presentada por Este cuento tiene guasa, además la chirigota Las del comando SSA (Suegras Siempre Armadas) de Fuente Palmera participó como invitada. Hoy será el turno de los más pequeños, en torno a 600 escolares pisaran la calle junto a muñecos animados con el fin de recorrer la localidad al ritmo del tres por cuatro. Una jornada donde los centros educativos infantiles darán lo mejor de su arte, gracia y salero, tanto las familias como los alumnos.
El próximo sábado, las agrupaciones y los quioscos de El Paseo han preparado un día de convivencia denominado Sábado pre-piñata; por segundo año, actuaciones y talleres infantiles darán vida a Don Carnal. El Domingo de Piñata, 14 de febrero, llegará la fiesta final y nuevamente los vecinos adoptarán otras identidades peculiares; en las calles actuarán comparsas de Sevilla o Écija. El espíritu alegre y travieso, la elegancia o la originalidad, convivirán durante una semana en una ciudad tan extrovertida como Palma del Río.