Coreografías en mitad de la calle


El grupo Salsa Quimbara trasladó su sala de baile a la calle Portada por tercer año consecutivo, allí se dieron cita unos 116 alumnos en el II Encuentro de bailes y talleres infantiles; en torno a 250 personas –entre mayores y pequeños- se congregaron en la delantera del conocido Bar Diablo.

A las 11:00 del domingo 14 se abrió el periodo de inscripción para dicha actividad, media hora más tarde comenzaron los talleres. Sobre el mediodía, los monitores Rafa y Sonia se subieron al escenario para animar e instar a los asistentes a mover todo el cuerpo con los diferentes sonidos y coreografías, entre tanto contoneo de caderas los bailarines callejeros realizaron un flas mow guiados por las indicaciones de los dos profesores. La pareja de Salsa Quimbara mantuvo el ritmo después de degustar una tradicional paella, todo ello en un ambiente de alegría e intercambio de impresiones en torno a una afición muy arraigada en la localidad; ya por la tarde, llegó la ocasión de vivir esta fiesta gracias al baile latino y de salón para adultos, algo que sirvió para continuar disfrutando de esta particular forma de llevar las clases de baile durante un día a la vía pública con el fin de transmitir y captar los aspectos saludables que reporta este hobby entre quienes muestran ganas, desparpajo o cualidades.