“Queremos recuperar la Feria de Agosto y que la Feria de Mayo cada vez tenga más casetas”


Entre las prisas por llegar a la entrevista a tiempo y el minucioso cuidado de cualquier detalle de su ropa, aparece Ana Belén Santos Navarro en el barrio que la vio nacer, el barrio de San Francisco. La actual concejala de Igualdad, Festejos, Urbanismo y Vivienda, no duda ni un instante en cruzar la plaza para hacerse la foto en la fuente. Diplomada en Relaciones Laborales y dos másters –uno en Asesoría Laboral y otro en Dirección de Recursos Humanos-, esta técnico superior en Prevención de Riesgos Laborales recuerda sus vivencias por las calles que la vieron crecer, esas noches de verano donde los críos jugaban por los alrededores mientras los vecinos se sentaban con sus mecedoras en las puertas de los edificios. A sus 33 años, esta palmeña no olvida sus vivencias en el puesto de chucherías que regentan su tía María y su tío Miguel. Reconoce tener el carácter de su madre, a esto se una su filosofía de vida basada en una frase que resume su positivismo ante las adversidades: “Todo pasa por algo”. Entre sus pasiones está el deporte, la guitarra y el baile flamenco, ésta última dote artística la ha recuperado de nuevo hace tres años. Pasear con Ana Belén por su barrio es sinónimo de risas y búsquedas de anécdotas pasadas.

¿Cómo está siendo tu experiencia como concejala primeriza y llevar cuatro delegaciones a la vez?
A ver, el primer mes de julio fue un poco caos pero como todas las situaciones que se dan en nuestra vida llega un momento que te adaptas, o sea, te adaptas tú y sabes adaptar la situación. Entonces vas cogiendo experiencia y sabes cómo gestionarlo, también me han cambiado el horario de trabajo, ahora ya estoy mejor pero el primer mes fue intenso. Aun así tengo jornada completa y lo compagino con mis responsabilidades institucionales.

¿Qué destacarías en breves pinceladas de tus áreas?
Lo que más me satisface de Urbanismo y Vivienda es cuando se le adjudica una vivienda social que sabes que lo necesita. Esa cita con esa familia para la firma del contrato, la cara de ilusión con la que va esa familia a recoger sus llaves y a firmas el contrato porque ya tienen una vivienda, eso es muy satisfactorio. El área de Igualdad es muy dura, hay cosas muy bonitas como el mes de la mujer que hemos hecho hace poco y su convivencia, pero luego está el lado oscuro y el motivo por el que existe esta concejalía que ojalá llegue el día que no sea necesaria. La primera vez que me llamaron por teléfono y me dijeron que había una mujer huyendo de su marido, esa noche no pude dormir porque no paraba de pensar cómo estaría esa mujer que iba con un bebé. Es horrible cuando sabes que hay una mujer que está huyendo porque su marido le está pegando y no aguanta más, y acude a nosotros porque no sabe qué hacer. Esa situación es horrible, no se te va de la cabeza, te cuentan sus historias muy duras, aunque luego vas viendo también que esa mujer poco a poco vuelve a recuperar su vida. Y sobre la concejalía de Festejos, es satisfactorio todo porque cada vez que tenemos algo tenemos una fiesta y yo soy la primera que lo disfruta. Es muy bonito organizar un evento para que la gente de tu pueblo lo disfrute, hay mucho trabajo detrás pero tengo un técnico como Manolo Peréz que es estupendo.

En cuanto a próxima cita, respecto a la Feria de Mayo ¿Qué nos puede decir la concejala?
En el momento que cogí la concejalía de Festejos, el equipo de gobierno se reunió y dijimos: “A la feria hay que darle un cambio, la feria necesita un cambio”. Pero es un cambio que no se puede hacer en seis meses sino que tiene que ser progresivo y en estos cuatro años, ya hemos pasado uno, queremos recuperar la Feria de Agosto y que la Feria de Mayo cada vez tenga más casetas y vuelva a tener el ambiente de antes. Hemos tenido comisiones de Festejos con diferentes personas, todo el que ha querido participar, en la que ha habido una lluvia de ideas, algunas muy buenas que se harán a largo plazo porque era imposible para este año. Se hará a largo plazo pero este año habrá algunos cambios.

¿ Y algunos de esos cambios en qué van a consistir?
Una de las cosas que se me quejaban los ciudadanos es que con la construcción del Centro Municipal de Congresos se quedó reducido el espacio de las casetas y no exístia la zona de acceso a las casetas, este es uno de los motivos por los que se ha dejado de montar casetas según me dicen. Entonces vamos a iluminar la calle que separa en dos al barrio de San Francisco, entre la plaza de la fuente hasta la avenida de Madrid, se va a iluminar esa calle y en ese acceso a las casetas se pondrá un pórtico para que sea una segunda entrada a la feria, en este caso por la entrada de las casetas. Otra novedad es que hemos bajado el precio de las casetas y de todas las actividades que se vayan a desarrollar en la feria un quince por ciento. También este año el tren nos llevará a la feria, prestará el servicio urbano, estará adornado con temas de feria y tendrá varias paradas por diferentes puntos del municipio. El jueves será la gala Radiolé, en la Caseta Municipal continuarán las actuaciones musicales, y entre las novedades, el cartel de la feria es cortesía de un joven diseñador palmeño como Josué Selfa. Y como ha sido un regalo, este va a ser el impulso para que los próximos carteles de feria sean diseñados por gente de Palma pero serán elegidos a través de un concurso.

¿Cómo aconsejaría a los palmeños que vivan la feria?
Lo primero con precaución, no porque vaya a ser una fuente de conflicto ni muchísimo menos, pero que nos podemos divertir sin pasarnos con las copas. Que disfruten de sus amigos y amigas, de la familia porque son días de convivencia y reencuentro. Son cuatro días llenos de fiesta, alegría y hay que disfrutarlo pero siempre con cabeza.