El arreglo de calle Feria y Castelar asciende a 500.000 euros


Las obras de reurbanización de ambas arterias céntricas, calle Feria y Castelar, contará con una inversión total de unos 500.000 euros. “Vamos a tratar de unir las dos cosas, la parte histórica y monumental de Palma”, desgranó el alcalde, José Antonio Ruiz Almenara, que se ha reunido con vecinos y comerciantes de la zona para explicarle el proyecto con el objetivo de captar algunas aportaciones también. Se trata por tanto de “empezar a acometer un eje importante que será como una especie de i griega”, valoró el regidor palmeño; según los cálculos iniciales del Ayuntamiento, la ejecución en el caso de calle Feria -350.000 euros- comenzará para este verano mientras que en el mes de noviembre se iniciará a actuación en calle Castelar -150.000 euros-, ésta última intervención a través del Programa de Empleo Rural (PER) y reforzada con otros Planes de Empleo.

Esta acción en concreto dará continuidad a ese eje que comunica la zona centro de la localidad, para ello se cambiará el acerado con otro tipo de granito “robusto pero también bonito” o se aprovechará el levantamiento del suelo para ampliar la infraestructura de desagüe e instalar conducciones de gas y fibra óptica. Un arreglo que proporcionará espacios de descanso del peatón con bancos con la idea de “darle mucha vida a las calle”, comentó Ruiz Almenara. Para revitalizar este emplazamiento, como llevan reclamando desde hace tiempo los empresarios del lugar, dicha arteria será peatonal aunque a los residentes se le permitirá el acceso a sus garajes y viviendas, una decisión que han estimado conveniente los grupos políticos de la corporación dado que “es bueno que Palma del Río tenga un eje peatonal donde la gente pueda pasear, ver las tranquilamente”, explicó el primer edil.
Posteriormente, la segunda fase de intervención en este enclave será para tratar el tema de embellecimiento. El Ayuntamiento está dispuesto a instalar toldos y diferente ornamentación pero lo consultará previamente con los vecinos, la partida para este asunto se incluirá en el presupuesto municipal de 2018. En dicho año, el Consistorio prevé tener finalizados los trabajos tanto de obra como de embellecimiento.

Por otro lado y para cuando concluya todo el proceso de reurbanización, el equipo de gobierno se está planteando la idea de celebrar en esta arteria la tradicional Feria de Agosto –originaria de 1451- durante el día, una manera de rememorar “cuando se hacía la feria en esa época de 145. Puede ser algo interesante, eso estábamos pensando” adelantó Ruiz Almenara. De esta forma, al igual que en otras ciudades, esta fiesta estival tendría dos formatos: uno diurno en el centro del municipio y otro nocturno en el Paseo Alfonso XIII. Un cambio que se llevarse a la práctica podría producirse para agosto de 2019. En cambio, la Feria de Mayo se realizaría íntegramente en el Paseo Alfonso XIII como es habitual. Una nueva posibilidad para esta vía pública que en los últimos años se ha perdido afluencia de clientes y transeúntes, de ahí este intento por revitalizarla.