La participación ciudadana, política y técnica decidirá dónde invertir la Edusi

La noticia de que Palma del Río recibirá 5 millones de euros para desarrollar la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible e Integrado (Edusi) abre un nuevo campo de trabajo porque “todavía las acciones concretas hay que priorizarlas”, según adelantó el alcalde, José Antonio Ruiz Almenara. En concreto, ahora se pondrá en marcha un proceso abierto de participación ciudadana para el mes de junio y parte de julio donde se decidirá el rumbo de la partida hacia y cuáles serán las ejecuciones, “trataremos que sean proyecto globales y, de alguna forma transversal, en el sentido de que toquen tres aspectos: contribución y desarrollo de la modernización de Palma, la sostenibilidad y que tengan un encaje social bueno y colabore con la convivencia y la igualdad en el territorio”, apuntó Ruiz Almenara. Cuando se perfilen y elijan las iniciativas a desarrollar, éstas irán a Pleno “para que vaya con el mayor consenso posible” y se le dará el encaje técnico con el objeto de adaptarlas a los criterios establecidos por Europa, entonces será la Unión Europea quien daba darle el visto bueno.

La intención del Consistorio se centra en que a finales de julio puedan estar definidos los proyectos y “en cuanto la Unión Europea nos dé el pistoletazo de salida, pues actuamos con la liquidez del Ayuntamiento”, afirmó el regidor palmeño, quien valoró esta noticia de “buenísima porque la hemos buscado, y es una cosa que no es exclusivamente de nadie sino que lo bueno es que ha sido todo muy participativo”. Por eso la idea para la nueva fase de priorización tratará de “seguir en esa línea” centrada en contar con el apoyo ciudadano a la hora de seleccionar.

A esa cuantía económica procedente de la Edusi, las arcas municipales deben aportar 1.250.000 euros para invertirlos en las acciones de dicho programa operativo. Como ejemplo, uno de los proyecto presentados junto a otros –en esta primera criba ya aprobada- para optar a los fondos, tiene que ver con la instalación de fotovoltaicas e iluminaciones LED en las viviendas sociales del Ayuntamiento. Esta idea supondría el ahorro de costes a las familias, fomentaría las empresas dedicadas a este tema y contribuiría al medio ambiente –podría cumplir los requisitos-, aun así, la última palabra estará en manos de esa participación ciudadana que se encargará de cribar y priorizar los puntos a desarrollar.