El Ayuntamiento invierte 265.000 euros en la tercera fase del centro para personas con discapacidad

La barriada de El Pandero alberga la construcción del inmueble que prestaras servicios de atención a personas con discapacidad intelectual, física o sensorial. Un proyecto que cuanto esté finalizado supondrá una inversión global de 800.000 euros aproximadamente, por eso ahora se está realizando la tercera fase con un importe de 265.000 euros –más el IVA-. Ayer el alcalde, José Antonio Ruiz Almenara, y el concejal de Bienestar Social, Antonio Navarro, visitaron el recinto ubicado en la esquina de la calle Antonio Ruiz Cabrera El Barquillero con Pedrín Benjumea. Respecto a este último tramo de la ejecución, Navarro habló de “momento importante porque estamos en el tercer proyecto de ejecución del edificio”. “Es el último porque se terminará posiblemente sobre abril”, auguró el concejal. Por tanto, según los cálculos, para primavera de 2018 concluirán los trabajos. Actualmente, en su interior se desarrollan las tareas centradas en acabados o aspectos como la refrigeración.
Un edificio de 1.200 metros cuadrados repartidos en dos plantas y azotea. La planta baja albergará un centro ocupacional con recepción, salón de actos, aula formativa, vestuarios para el alumnado, comedor, zona de descanso y office; en la primera planta se instalarán aulas, despachos, gimnasio, sala de informática y de reuniones. “Este es un paso muy importante para estas personas puesto que es un centro ocupacional en el cual estas personas van a tener la posibilidad de realizar un trabajo que es lo que nosotros queremos”, expresó el responsable de Bienestar Social. Ante esta nueva posibilidad que se abre para que los futuros usuarios “se vean útiles, que sirven para algo”, desde la administración local valoran que “con este centro vamos a dar un gran paso en Palma del Río.
Para enero o febrero de 2018 está previsto que se abra el plazo de adjudicación de cara a la gestión de la infraestructura. “Las asociaciones que estén interesadas o dispuestas para poderse acoger a lo que es la adjudicación de este centro pues lo tendrán ahí durante 2018”, adelantó Antonio Navarro. Posteriormente, en función de la entidad adjudicataria y la oferta que ponga en marcha, las instalaciones cuentan con más opciones como la atención temprana o transición a la vida adulta.