Acuerdo para finalizar la obra de la iglesia del V Centenario

La institución eclesiástica y la administración local mantienen un acuerdo verbal para terminar las obras del inmueble religioso situado en el barrio del V Centenario, aunque en los estos meses puede quedar ratificado formalmente. Se trata de una infraestructura que el Ayuntamiento comenzó a edificar a cambio de que el convento de Santa Clara pasase –una vez concluida la ejecución- a ser propiedad municipal y el obispado por su parte se quedaría con la nueva construcción. Hasta la fecha, en el lugar se han invertido 1,1 millones de euros, ahora “estamos tratando de llegar a nuevos acuerdos con el obispado para que sean ellos quien termine la iglesia a su gusto y que no sea el Ayuntamiento”, explicó el alcalde, José Antonio Ruiz Almenara. De hecho, los recursos están disponibles para alcanzar el acuerdo definitivo, 550.000 euros que sufragará el Consistorio. Sin embrago, el encaje fiscal y técnico está demorando dicha acción trazada entre ambas partes, dado que son dos compraventas –no una permuta- y por este motivo “estamos encajándolo desde el punto de vista técnico esa cuestión”, puntualizó. Aun así, de forma verbal existe ese acuerdo que, cuando se produzca, convertirá a Santa Clara en titularidad pública.
En el antiguo convento de clausura, se llevará a cabo el denominado Museo Santa Clara, espacio Victorio & Lucchino. De momento, la firma de modistas ha puesto a disposición 2.000 piezas –tanto de vestidos y complementos-, un material del que se ha elaborado una relación para valorarlo económicamente “para el tema del seguro”. Lo próximo será una selección de todo los aportado por los creadores andaluces, entre lo que se encuentra su colección de novia, algo que el regidor palmeño califica de “extraordinaria”; por eso incide en que “nos merece la pena llevar a cabo ese proyecto porque es muy interesante”.
Este curso político puede ser “decisivo” para este proyecto porque “lo que queremos que se inicien las obras de musealización”, deseó. En septiembre se producirá la selección de piezas para el museo, al mismo tiempo que ya están preparados los recursos económicos para iniciar el proyecto de ideas previsto para el proyecto de musealización. “Tenemos una joya arquitectónica que tenemos que poner en valor”, resume Ruiz Almenara al hablar de todo el conjunto arquitectónico. Del mismo modo, la pretensión se centra en que esta zona museística quede reconocida oficialmente por la Junta de Andalucía, lo que aportaría ayudas económicas y una mayor difusión. Las medias de accesibilidad –para personas invidentes o sordas- y los estudios específicos –climatización, seguridad, energía- son algunos de los aspectos en los que se trabaja actualmente.