Medio siglo de enseñanza

Rafa Morales | El instituto de Secundaria Antonio Gala tiene ya medio siglo de vida desde que se puso en marcha en 1968. Un tiempo en el que por él han pasado miles de alumnos de Palma del Río y en el que también su profesorado ha tenido que ir sorteando el cumplimiento de las diferentes normas educativas que ha habido en España. Son las cinco primeras décadas de vida de un instituto que celebró sus bodas de oro con un acto que se desarrolló en el teatro Coliseo y que contó con la asistencia de la consejera de Educación, Sonia Gaya.
Al acto no faltaron muchas de las personas que han estado vinculadas al centro y en el mismo se proyectó un vídeo con imágenes antiguas que han recopilado desde la institución educativa. "El homenaje es para todos los profesores que han pasado por el instituto y para el personal de administración y servicios. Para todos aquellos que, por supuesto, de forma anónima, han sido capaces de aportar algo, una semilla por poco que sea en la vida de esos alumnos", manifestó la consejera. "Está claro que todos habéis tenido algo que ver con estas enseñanzas", se dirigió a la comunidad educativa, y alabó su apuesta por "la cultura y las artes".
Tras el acto protocolario y la intervención de la consejera, el alcalde, José Antonio Ruiz Almenara, y el actual director del Antonio Gala, Francisco Lopera, se desarrolló una mesa redonda constituida por antiguos directores, como Patricio de Blas Zabaleta, Jesús Valencia o Emilio Arroyo, entre otros. A su término, se entregaron una serie de regalos a los alumnos que han tenido los mejores expedientes académicos de cada década.
Una noche que fue la primera celebración de este 50 aniversario del Antonio Gala, ya que a partir de ahora se sucederán otras actividades durante los próximos meses para seguir recordando las bodas de oro de una institución por donde han pasado gran parte de los alumnos de Palma del Río y del resto de la comarca de la Vega el Guadalquivir.
Así, se llevarán a cabo iniciativas como una exposición temporal en las caballerizas -donde se ubica el Museo Municipal-; la publicación de una revista con artículos y anécdotas; una muestra permanente de fotografía; una carrera popular; mesas redondas en las que los alumnos cuenten sus experiencia en diferentes áreas del conocimiento. Otra de las iniciativas previstas a lo largo de este año para celebrar estos 50 años del Antonio Gala llega de la mano de la organización Galeños por el mundo, que pretende recopilar vídeos de antiguos alumnos del instituto que viven en el extranjero y en los que cuenten su trayectoria profesional o su vida en otros países.