Un incendio obliga a desalojar varios bloques de viviendas

El 16 de mayo, sobre las 12:15 saltaron las alarmas debido al fuego originado en un piso perteneciente a un edificio situado en calle Habana, junto a la Plaza de Buenos Aires, en el barrio del V Centenario. Hacia el lugar se acercaron tres dotaciones de Bomberos –con cinco efectivos- y miembros de Guardia Civil, además de la presencia de una ambulancia y Policía Local. Las causas del suceso se desconocen, aunque el piso –situado en un bajo- quedó calcinado pero no hubo que lamentar daños personales.
Los efectivos de Bomberos evacuaron del inmueble a cuatro vecinos que quedaron en plantas superiores, uno de ellos fue un niño de 4 años que fue sacado de la primera planta mediante una escalera y en manos del jefe de turno, Francisco Corral: “Hemos dispuesto una escalera y lo hemos bajado por ahí, los mayores los hemos retenido dado que el fuego no existía en su piso porque estaba debajo”, describió. De esos inquilinos rescatados, un hombre descendió por su propio pie mientras que una joven quedó en la segunda planta y los bomberos le dieron oxígeno de sus propias bombonas para que no tragase humo; en el balcón del primer piso, una mujer permaneció acompañada por un agente de la Guardia Civil hasta que bajó la humareda y pudo salir de su vivienda cuando fue controlado el incendio.
Uno de los inquilinos del inmueble que se encontraba en el interior –según una vecina-, no sufrió lesiones a pesar del susto. “El piso ha quedado totalmente calcinado lo que es el salón, parte de la cocina y algunas de las habitaciones primeras”, detalló Corral. Sin embargo, las llamas no se extendieron al resto del aunque sí se propagó el humo por las escaleras y pasillos de accesos a las otras viviendas. Por precaución se desalojaron otros edificios contiguos hasta que poco a poco los efectivos de seguridad permitieron el realojo.