El Ifapa aborda unas jornadas sobre el piojo rojo de California

Las instalaciones del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera (Ifapa) en Palma del Rio acogieron un encuentro para citricultores cuyo eje central versó acerca del piojo rojo de California; una plaga o enfermedad que se localiza en ramas, hojas y frutos donde la succión de la savia puede producir el debilitamiento del árbol. En la inauguración de las jornadas, el técnico de Ifapa, Francisco Arenas, explicó que las mismas “surgen por la necesidad de transferir al sector todo lo que conocemos a nivel de administración y también la colaboración con empresas privadas productoras de productos fitosanitarios sobre el tema del piojo rojo”. Se trata, por tanto, de una plaga “ muy conocida en el valle del Guadalquivir, tenemos todos los años bastantes problemas con ella”, reconoció. Por eso, en este asunto “es importante conocer muy bien el ciclo del piojo rojo, conocer muy bien el momento óptimo de aplicación, las materias activas, su uso”, insistió.
En el acto de apertura de esta reunión formativa estuvo presente el alcalde, José Antonio Ruiz Almenara, quien resaltó la importancia de estos debates donde el citricultor recibe información para combatir enfermedades y abogó por “estar vigilante sobre el tema y, haciendo bien nuestro trabajo, hace que haya empresas y oportunidades para que vengan a Palma del Río”. Según Ruiz Almenara, entre otros factores, empresas como Citrosuco se han instalado en la localidad porque “ha venido a encontrar un lugar más resistente en tema de plagas”; una marca líder mundial en exprimido que en lo que va de campaña ha superado los 100 millones de kilos de naranja.
Durante el desarrollo de las potencias, los conferenciantes profundizaron en aspectos como el piojo rojo de California y su plan de manejo integrado en Andalucía; la red de vigilancia fitosanitaria RAIF; las materias activas contra este insecto hemíptero y su eficiencia al añadir coadyuvantes, así como su uso en cítricos –tipo Heliosol-.