Detienen en Palma del Río a una persona que agredió a un Guardia Civil que procedía a su identificación

La Guardia Civil intervino al detenido y a la persona que le acompañaba varias botellas conteniendo bebidas alcohólicas, así como varias macetas de flores de pascua.

El detenido aprovecho que el Guardia Civil le devolvía la documentación para morderle en el dedo pulgar de la mano derecha.

La Guardia Civil quiere agradecer a estos ciudadanos, la colaboración prestada, sin la cual posiblemente no se hubiese podido llevar a efecto en ese momento la detención del agresor.

La Guardia Civil, ha detenido en Palma del Río a A.L., de 23 años, de nacionalidad Lituana, como supuesto autor de un delito de Atentado a los Agentes de la Autoridad, por morder a un Guardia Civil en un dedo de la mano.

La Guardia Civil observó sobre las 20:15 horas del pasado día 14 de diciembre, durante un servicio de Seguridad Ciudadana desarrollado por el interior del casco urbano de Palma del Río, concretamente en la Avenida Santa Ana, a un grupo de cinco jóvenes que portaban un árbol de navidad y varias flores de pascua, que mientras corrían por la citada avenida, efectuaban actos vandálicos.

Ante ello, los Guardias Civiles decidieron interceptarlos e identificarlos. Tras interceptar a dos de ellos, que resultaron ser A.L., de nacionalidad lituana y otra persona que no portaba identificación alguna, los Guardias Civiles comprobaron que ambos se encontraban bajo los efectos del alcohol, y que portaban dos botellas conteniendo bebidas alcohólicas abiertas, así como dos flores de pascua.

Ante ello, y al sospechar los Guardias Civiles que las macetas de flores de pascua que portaban pudieran ser procedentes de un hurto, cometido en algún establecimiento comercial de la localidad, los Guardias Civiles les interesaron por la procedencia de las flores, manteniendo ambos una actitud agresiva y violenta.

Tras dialogar con ambos y efectuar las preceptivas comprobaciones sobre su identidad y lugar donde residían, en prevención por si posteriormente se recibía alguna denuncia por el robo /hurto de las flores que portaban, repentinamente, cuando uno de los Guardias Civiles se disponía a devolver la documentación a una de las personas que estaban identificando, sin motivo alguno, A.L., se abalanzó sobre el Guardia Civil y le mordió en el dedo pulgar de la mano derecha.

Ante la actitud agresiva y violenta que presentaba de A.L., quien tras romper una de las botellas que portaba contra el suelo, intentó agredir a los Guardias Civiles con la misma, procediendo su inmediata detención con la colaboración de varios testigos que se encontraban en las inmediaciones y habían presenciado los hechos.

La Guardia Civil quiere agradecer a estos ciudadanos, la colaboración prestada, sin la cual posiblemente no se hubiese podido llevar a efecto en ese momento la detención del agresor.