El Ayuntamiento invertirá 10.000 euros en aprovechamiento energético de la Piscina Municipal Cubierta


Palma del Río cuenta desde el año 2000 con esta instalación deportiva singular, que a día de hoy recibe una media de asistencia diaria de 135,09 personas, que acceden a la Piscina a través de dos modalidades. La primera de ellas es la práctica de natación libre, que ha pasado de 25,36 usuarios de media por día en la temporada 2008/2009, a 42,16 usuarios según datos de la temporada 2011/2012. La segunda modalidad es mediante la realización de cursos de natación, habiéndose inscrito una media de 464,67 cursillistas en los últimos cuatro años, y que por edades se distribuyen en 112,67 menores (0-5 años), 131,42 en infantiles (6-14 años), 178 adultos (mayores de 15 años), y 42,58 en otros programas (centros educativos y otros).

Desde su apertura, la Piscina Municipal Cubierta se ha convertido en uno de los pilares de la oferta de actividades y servicios del Patronato Deportivo Municipal. Palma del Río y su comarca de influencia, carecía de la conocida como "cultura de agua", asociándose la actividad acuática solo a la época estival. Esta instalación ha permitido que poco a poco este hábito de la práctica de actividad física en el medio acuático vaya “calando” entre la ciudadanía. Además, gracias a este equipamiento se ha podido acercar la práctica deportiva en el medio acuático a todas las edades, así como ofertar prestaciones de servicios a diferentes colectivos como Centros Educativos, Asociaciones y otros Ayuntamientos.

En este sentido, hay que destacar que se ha priorizado la rentabilidad social sobre la económica, por lo que cada año hay que realizar considerables esfuerzos presupuestarios para poder continuar con la oferta de actividades. Sin embargo, y pese a esta situación, desde el Patronato Deportivo Municipal se va a seguir apostando por la apertura y la programación de cursos, conocedores de los beneficios que aporta en la sociedad.

Para seguir manteniendo la oferta, se han acometido nuevos planteamientos con el objeto de optimizar los recursos, tanto en los horarios de apertura como en la oferta de cursos para tratar de aumentar la eficiencia del servicio. Estas modificaciones se están trasladando a los cursos de forma progresiva a los largo del presente año y llevan asociados cambios en horarios, días, niveles, agrupación de la oferta y temporalidad en los mismos.

De esta nueva oferta cabe destacar positivamente que se han mantenido los porcentajes de demanda y ocupación de los diferentes cursos programados, destacando la continuidad de la tendencia al alza que han experimentado los usuarios de natación libre en los últimos años, fruto del asentamiento entre la población de la mencionada cultura de agua.