GRANDES CAMPEONES.


Vamos al encuentro del equipo Alevín “A” del Atlético Palma del Río, con motivo de su victoria en el campeonato de segunda provincial. Hablamos con el Entrenador y su Delegado.
Fernando Ostos es el Delegado del equipo. Es natural de La Ventilla (Fuente Palmera) pero lleva bastantes años afincado en Palma. Empezó en el Atlético Palma del Río entrenando al Juvenil durante dos años. Luego pasó como entrenador en la Escuela de Fútbol donde estuvo otros dos años. Después de esto, su hijo pasó a Alevín donde estaba entrenando otro padre que era Gamero. Este año está llevando el equipo Benjamín.
Juan José Navarro Montero “Litri”, el Entrenador, conocía su experiencia y su relación con los niños, contactó con él y le pidió que le ayudara. Desde el año pasado entrenan al Alevín. Conoce a los chicos desde hace muchos años. El 80% vienen de la Escuela de Fútbol en la que están Paco Sotoca y Manolo Reina y donde él también estuvo entrenando. Este grupo de pequeños deportistas llevan juntos varios años y son una piña. Algunos chicos este año no están porque se han decantado por otros deportes. Reconoce que tocan muy bien el balón y son muy buenos. Dentro de la actitud propia de su edad destaca su disciplina en el trabajo.
“Litri” como lo conoce todo el mundo, lleva desde los 16 años entrenando. Antes de que se formara el Atlético Palma del Río ya lo hacía. Ha pasado por casi todas las categorías, excepto Juveniles y Sénior. Le gusta más trabajar con niños pequeños, porque a partir de los 15 es muy difícil amoldarlos a la disciplina. Tienen entrenamientos tres días a la semana: lunes, miércoles y viernes; pero sólo entrenan lunes y miércoles para que no falten a sus estudios, ya que muchos tienen clases particulares por las tardes. Para preparar los partidos importantes sí los citan los tres días. Si alguno falta a dos entrenamientos seguidos, no es convocado para el siguiente partido. Son Alevines de segundo año, por lo que el año que viene cambian de categoría a Infantiles donde ya es Fútbol 11, y cambia mucho la táctica además de tener que correr un poquito más. Aquí, además de lo táctico y lo físico, aprenden una educación en valores como compañerismo, se relacionan con otros deportistas, y aprenden que para conseguir las cosas hay que esforzarse.
El año pasado hicieron una buena temporada y esta, falta de una jornada, el pasado 2 de febrero consiguieron el ascenso matemáticamente. Se proclamó campeón de liga en el grupo 3 de la segunda provincial. Fue después de ganar en casa al segundo clasificado; el Palomera Naranjo, que estaba dos puntos por debajo. Se jugaban el primer puesto. Fueron muy superiores en el partido. Así pues, a falta de una jornada, el equipo ha ascendido directamente a la máxima división provincial.
Dentro del grupo ha habido varios clubs que se lo han puesto muy difícil pero en el último partido han demostrado un alto nivel. El día que ganaron estuvieron muy concentrados, primero hubo mucha tensión, y una vez vencieron surgieron las caras de felicidad de los niños y la satisfacción del trabajo bien hecho por los responsables. Fernando nos comenta como le afecta doblemente, como entrenador y padre lo pasó fatal. Su hijo esa noche, no se quitó la camiseta ni para dormir. “Litri” por su parte, agradece a sus niños que los hayan hecho campeones porque el mérito no es ni suyo ni de Fernando sino de esos grandes deportistas, que son los verdaderos protagonistas.
Por nuestra parte, enhorabuena a los pequeños, a Litri y a Fernando Ostos, que han llevado a estos niños a conseguir el campeonato.