ENCUENTRO CON EMPA. LA ASOCIACIÓN DE EMPRESARIOS PALMEÑOS


EMPA nace de la necesidad de los empresarios de estar unidos y representados ante Organismos y Administraciones. En Palma del Rio en el año 2005, no había Asociación de Empresarios, aunque hubo un movimiento anterior, la llamada Asociación de Comerciantes e industriales palmeños pero se extinguió. Por aquellas fechas comenzaba a andar Palma Naranja que era una asociación empresarial, pero sectorial, por lo que, se propusieron crear una asociación multisectorial donde tuvieran cabida todos los empresarios, comerciantes, emprendedores, profesionales libres. etc.

José, con su amigo Pepe Palma, fueron los fundadores de esta asociación, ellos prepararon los estatutos, contactando con CECO (Confederación de empresarios de Córdoba) a través del también empresario y miembro de CECO, Marcelino Canovaca, y poco a poco fueron incorporando a más empresarios que se involucraban en esta iniciativa. Hoy están unos 130 socios/as a pesar de las bajas sufridas en los últimos años. Después de 8 años de trayectoria, Pepe Muñoz piensa que están cumpliendo los objetivos que se marcaron a corto plazo, ser interlocutores validos ante las administraciones, representar satisfactoriamente a CECO y ser portavoz de los empresarios, y los objetivos a largo plazo son más lentos como es el convertir a Palma del Río en un gran Centro Comarcal de Compras y de Ocio, objetivo en el cual se tienen que involucrar también otras asociaciones, así como el Ayuntamiento y todo el tejido productivo, con actuaciones que poco a poco vayan consolidando a Palma del Rio en el centro neurálgico de la comarca..

Entre las actividades que se han puesto en marcha destacan varios “Factory” donde los empresarios puedan sacar los productos de fuera de temporada y darle salida. Esto beneficia tanto al empresario que gana liquidez y baja existencias, como al cliente o asistente que encuentra productos a un precio realmente interesante. Se han llevado a cabo tres ediciones de la feria multisectorial y de la tapa, con gran aceptación y asistencia de publico, tanto, que en la ultima edición han participado tantas empresas de Palma como de fuera, venidas desde distintos rincones de la geografía andaluza.

El sector comercio (textil, calzado, regalos…) es el más numeroso entre sus asociados, aunque hay asociados de distintos sectores, como artesanía, asesorías, construcción, manufacturados, etc. Las empresas más representativas de Palma del Río en cuanto a volumen de facturación podrían ser: Faasa, MercaSur, Abonos Jiménez… y las agroalimentarias como Guadex, Sunaran, o la Cooperativa Agrícola de Regantes, entre otras. Palma ha sido un municipio emprendedor siempre, comparando su desarrollo con la evolución de los municipios de alrededor, en Palma han sido más profundos los avances.

Las empresas que más han aportado al desarrollo del municipio son las agroalimentarias y las de construcción, que han generado a la vez un complejo entorno de empresas de servicios como hostelería, asesorías, talleres, repuestos, etc., al servicio de esas empresas, que han servido como motor de dinamismo.

Los objetivos a largo plazo, como es convertir a Palma del Rio en el centro de compras y de ocio de la comarca, se va consiguiendo poco a poco con las distintas actuaciones que van llevando a cabo desde la Asociación, que cuenta con el apoyo permanente del Ayuntamiento. No es un objetivo fácil ni inmediato, es un objetivo a largo plazo en el que se tiene que involucrar todo el tejido productivo y por supuesto toda la ciudadanía.

EMPA en su afán de llevar a cabo actuaciones que dinamicen el consumo, ha organizado este año una pasarela de moda con muy buena aceptación por parte del numeroso publico que asistió y por los empresarios que participaron en buen numero, incluso se presentó ropa para mascotas y también ropa laboral. A pesar de que algunos empresarios empiezan a sentir el desánimo, cuando presienten iniciativas que pueden dinamizar sus ventas, siempre están dispuestos a volver a intentarlo.

Desde EMPA pedimos a los empresarios que aguanten y resistan, porque antes o después esta situación tendrá que revertir, y hay que intentar estar al final, aunque sea con una herida leve, nos dice bromeando. Lo importante es mantenerse, ya que después de estos cinco años de crisis, hay que tener el consuelo que al menos son cinco menos ya.