“Sharlok Jojó y Querido Guasón”


Jesús Morales Pérez es uno de los carnavaleros palmeños más viejos. Es gran conocedor del carnaval de Palma del Río y cuenta algunas cosas del mismo, además de presentarnos su cuarteto junto con Juan Guerra y Antonio.
La tradición del carnaval palmeño es muy antigua. Después del paréntesis del franquismo donde se prohibió volvieron a surgir las tradicionales murgas. La Guardia Civil no permitía que fueran con la cara oculta para poder identificarlos por si cometían alguna fechoría. Los disfraces más populares eran los mascarones. La cara totalmente tapada y llevaban con un periódico enrollado. El disfraz se buscaba en baúl de la abuela. Todo el pueblo se echaba a la calles. No se podía transitar por la calle Portada. A partir de la construcción del Teatro Coliseo todo cambió y se estableció el carnaval que conocemos hoy. Los carnavales son una fiesta universal. Estamos aprendiendo muchas cosas de Cádiz, aunque se pierde lo propiamente nuestro.
Tiene tres hijos y dos hijas. Ha tenidos muchas profesiones jornalero, mecánico, chapista, ha trabajado en hostelería…Fue suyo el primer Pub que hubo en Palma; el Pub Lord Biron en la Calle Ancha. Ahí estuvo trabajando hasta que se accidentó y obtuvo la baja por invalidez. Era un pub decorado con madera muy bonito. Despues, junto con su hermano tenían la Pizzería Michelángelo.
Su gran afición es el Carnaval. Lo vive todo el año. Su mujer es de Cádiz y a ella también le gusta mucho. Lleva vistiéndose desde los siete años. Desde entonces han sido miles de trajes. Destaca la anécdota de un año que se disfrazó del cerdito y se puso de careta la cabeza de un cerdo de verdad. Es uno de los carnavaleros más viejos que quedan. Recuerda a los que ya no están, sobre todo al hermano de Rogelio Gracia.
La primera chirigota, hace ya 10 años, fue la del Tangai del Séptimo Arte. Los tipos eran sacados de películas famosas. Constituyeron una asociación. Formaron seis o siete chirigotas más, de dónde han salido algunos chirigoteros de Palma. Por diversos motivos se fue deshaciendo el grupo. Después junto con Rogelio Gracia Hernán decidieron hacer un cuarteto de dos personas. Ensayaban en el Bar del Diablo. Juegan siempre con su físico haciendo de gordo y de flaco. “Los niños tragones de Viena”, “Los Músicos de Brenes”, “La inseguridad Social” “Don Quijote de Las Manchas y Sancho también” son algunos de los títulos de sus cuartetos.
Rogelio ahora actúa con Calle Feria, está mucho más ocupado y no participa. Su nuevo gruupo en 2013 es “Sharlok Jojó y Querido Guasón” compuesto por él y Juan Guerra. Antonio “El mirlo” les ayuda, aunque no actúa con ellos. Cómo son sólo tres, ensayan en su casa. Presentan “Las cortes de la prostitución”, “La selva virgen. La virgen que vida se pega el Rey” y “El gordo y el flaco presos pidiendo libertad sexual”.
“Vamos a divertirnos y a hablar de lo que nos pasa a los pobres y de quién tiene la culpa. Nosotros no sabemos cantar. Lo que tenemos es la cara muy dura”.