Ya llegó el verano

Artículo de Antonio Moya Rodríguez
Si, familia, ya llegó el verano y con él muchos momentos de descanso, de encuentro con familiares, amigos y amigas.
Pienso que nuestra ciudad está preparada para que no haya tiempo para el aburrimiento. Si, creo que tenemos todo lo necesario para disfrutar del verano de la forma que queramos.
Sin decir más, cuando salga este artículo ya se habrá celebrado el Torneo de Tenis que cada año llama a nuestras puertas y que invita a muchos palmeños y palmeñas a pasar unas tardes-noches pudiendo disfrutar de un deporte tan bonito como este. También se habrá celebrado la Feria del Teatro ¿Cuántos años verdad?
Si, nuestra ciudad está preparada para todo, más ahora con la apertura de la Nueva Piscina Municipal. ¡Bueno, que parece que no tiene mucha sombra según llega a mis oídos! Supongo que los encargados del tema harán todo lo posible por mejorar esto hasta que la pequeña arboleda crezca y pueda, con su sombra, paliar o mitigar la fuerza natural de los rayos del sol.
También tenemos los famosos “chorros de agua”, criticados en muchas ocasiones pero que, al menos para mí, es un fantástico lugar para pasar las tardes calurosas del verano para quién solo quiera acompañar a sus hijos e hijas, o leerse un buen libro, quedar con los amigos y amigas, etc. ¡Vamos, para lo que uno quiera!
Tenemos nuestra ciudad repleta de parques, “la Ciudad de los niños”, el “Parque del Soldado”, “la Muralla”, “el gran Parque de Valparaíso”, los preciosos “Jardines del Paseo”, la zona recreativa del “Llano de la Era”, el “Parque de Rafael Alberti”, nuestro Polideportivo en el que se puede hacer prácticamente de todo. Bueno, un sinfín de recursos para bañarse, salir de paseo a tomar el fresco. También podemos optar por pasear por la mañana en dirección a nuestra Ermita de Belén, hacia dónde van y vienen numerosas personas de todas las edades aprovechando el poco tráfico que pasa por el “Viejo Puente”. Un paseo agradable con unas vistas maravillosas que acompañan a los y las paseantes por el trayecto de ida y vuelta alrededor de nuestra ciudad.
¡Si es que no acabamos!
Todos los miércoles de parte de Julio y de Agosto y organizado por todas aquellas asociaciones de nuestra ciudad que han querido participar en estos actos, se va a celebrar lo que se ha venido a llamar durante estos últimos años el “Participemos Todos”, una ocasión fabulosa para poder compartir con el resto de vecinos y vecinas de nuestra localidad bonitos momentos de encuentro y de diversión para todas las edades, desde senderismo, baile, juegos y un largo etcétera de posibilidades de pasar un rato muy, pero que muy agradable.
Bueno, pero esto no queda aquí! Aún nos quedan dos de los eventos más importantes de nuestra ciudad, la Feria de Agosto y nuestra Romería y Verbena de nuestra Patrona la Virgen de Belén, además de alguna que otra posible sorpresa que aún se está “mascando”.
Ah, se me olvidaba. ¿Cómo puede olvidárseme una cosa como esta? Creo que es una de las actividades que más éxito ha tenido en los últimos años, y muy especialmente el año pasado. ¡”El cine en el jardín del Paseo”! Si. Es increíble el ambiente que se vive allí durante las noches de verano. Los pequeños y pequeñas, madres y padres, abuelos y abuelas, a la “antigua usanza”, con nuestras pipas, las palomitas, la botella de agua y la silla a cuestas, algunos incluso con su nevera. ¡Si es que eso es un disfrute! Pasar un rato en compañía de nuestros hijos e hijas en este entorno es indescriptible. Hay que estar allí.
Bueno, seguro que me quedan muchas cosa que contar puesto que además cada familia, cada barrio, vaya, se me olvidaba la Fiesta de San Juan en Goya y el “Día del Vecino” que este año se celebrará en el Llano de la Era, en ese bonito rincón de nuestra ciudad, muchas veces olvidado, pero que ahora ocupa un lugar entrañable que como todos los demás, en su conjunto, forman y conforman nuestra bonita ciudad de Palma del Río.
Muchas veces solemos quejarnos de que en nuestra ciudad no hay nada para divertirse. Yo pienso que nada más lejos de la realidad, lo que ocurre es que a veces olvidamos que no podemos limitarnos a esperar que sean otras personas las que hagan las cosas para diversión nuestra. Pienso que cada uno y una de nosotros y de nosotras podemos aportar nuestro pequeño grano de arena para construir, con nuestra participación, una ciudad más amena y divertida, al menos durante estos dos meses de verano, y, como no, durante todo el año.
Por: Antonio Moya Rodríguez