La magia del teatro en Palma del Río


Una nueva edición de la Feria del Teatro en el Sur salió a escena por las calles y salas de la localidad, este año ha sido el trigésimo segundo año que Palma del Río levanta el telón para acoger a las diferentes compañías que durante una semana provocarán risas, sorpresas e ilusión entre el público congregado en cada función, gracias a las 28 compañías participantes en una programación que incluye 6 estrenos.

La hospedería Monasterio de San Francisco, donde pernoctan parte de los artistas, fue el sitio elegido para la inauguración oficial del evento. El acto protocolario contó con la presencia del alcalde, José Antonio Ruiz Almenara, la delegada de Educación, Cultura y Deporte de la Junta de Andalucía, Manuela Gómez, y el coordinador provincial del Instituto Andaluz de la Juventud, Alberto Mayoral. En esta ocasión, el homenajeado de la Feria ha sido el creador de la compañía sevillana Atalaya, Ricardo Iniesta. “Ricardo es una de esas personas que aparte de estar siempre en la feria del teatro, es un amante del teatro, un investigador incansable y una persona que ha rebuscado en las raíces” reconoce el director de la muestra de teatro, Ramón López. Sobre los 32 años de representaciones en la ciudad cuando llegan estas fechas, el director cree que “la feria de teatro merece que no pase por los apuros que otros años ha pasado”; este año el cartel anunciador de esta semana refleja “esa duda entre rendirse o seguir adelante del príncipe Hamlet”. Pese al contexto por el que atraviesa la cultura en general, López se muestra positivo y confía en que “vienen tiempos nuevos y viene una cosa un poquito más suave”.

Y tras el protocolo inicial, el arte dramático cobró el protagonismo de todos los años nada más comenzar la primera representación pasadas las 19:00. La compañía gaditana El Aedo fue la primera en levantar el telón de la feria con Animales Nocturnos, una interpretación que se produjo en la sala la caseta. Más tarde, a las 21:00, el teatro Coliseo se abrió para llenarse de unos asistentes deseosos por ver a unos artistas de renombre como Paco Tous y Pepe Quero, integrantes de Los Ulen. Aunque la experiencia piloto la realizaron en Sevilla, la obra Dos idiotas se estrenó prácticamente anoche en el escenario palmeño; una recopilación o antología de Los Ulen donde repasaron lo mejor de ellos mismos “en un homenaje a nuestros 30 años de trayectoria donde hemos rescatado los mejores que más amor le tenemos y cinco nuevos” resumió Pepe Quero. Los asistentes del Coliseo disfrutaron anoche de 8 esqueches –algunos de hace 28 o 30 años- junto a los cinco, pero “lo sorprendente es que los más antiguos son los más modernos porque cuando se hace un lenguaje universal, metafórico y humano, siempre es de actualidad es desgraciadamente” como la crisis de amor de Romeo y Julieta o el tema de la pobreza. En cuanto a las nuevas interpretaciones, la rabia en forma de bufón junto al surrealismo en blanco y negro de la crisis rindió homenaje mediante la risa a Fli, Grok, los Marx, Chaplin, Buster Keaton, Harold Lloyd, Gila o Tony Leblanc entre otros. Su pareja en escena, Paco Tous, al hablar del humor mantiene que “cuanto más te lo tomes en serio y te lo creas, esa combinación que parece antagónica, creo que es lo que a Los Ulen nos ha mantenido vivo”. El actor reconoció su nerviosismo e ilusión al venir a una feria donde “el público me quiere mucho”, ya que frente al teatro Coliseo “recuerdo muchos emociones, creo que esta feria debería ser eterna, de alguna forma ha sido escuela para muchos actores”.

En el exterior, el jardín Reina Victoria se convirtió en un circo mediterráneo donde la compañía granadina Vol ¨ E Temps desarrolló Mundos de Papel, una historia perturbadoramente divertida que combinó dosis de humor y espontaneidad bajo una carpa donde se recrearon técnicas de circo, teatro y danza. Y como cierre de la primera jornada teatral, un estreno, el de la conocida Choni Cía. Flamenca a través de Reencuentro, un espectáculo donde la bailaora flamenca contemporánea puso coreografía a este arte patrimonio inmaterial de la humanidad, todo ello con esos movimientos minúsculos, zapateados etéreos en un ejercicio de expresión creativa que embaucó al público congregado a medianoche en la Casa de la Cultura.

Guadalupe Tempestini recibe la mención honorífica en los premios del Teatro Andaluz

Por tercer año consecutivo volvieron a entregarse los galardones que la Asociación de las Artes Escénicas de Andalucía concede a lo más significativo de la escena andaluza, una iniciativa en la que colabora la Fundación SGAE. Durante estas últimas ediciones de Feria de Teatro en el Sur, el segundo día de programación se destina para una ceremonia que va convirtiéndose ya en habitual entre los artistas.

Con su singular descaro e improvisación, la actriz Paz Alarcón volvió a presentar el acto y a darle los toques de humor característicos de esta entrega de premios. El salón del monasterio de San Francisco congregó a políticos, representantes de las entidades implicada en los premios, programadores y compañías –nominadas o no-. Todos ellos se pusieron en pie para reconocer la meritoria labor de la argentina Guadalupe Tempestini, una veterana titiritera que recibió la Mención de Honor 2015 por toda una trayectoria dedicada a fomentar el arte de las marionetas entre los niños. “Estoy triplemente premiada en clave andaluza, primero porque el reconocimiento lo recibo de la asociación de artes escénicas de Andalucía, segundo porque lo recibo en este festival que tanto me ha enriquecido, y en tercer lugar, por coincidir con una persona tan especial como es la Tía Norica” resumió Tempestini, quien compartió el premio con los productores y “todos los que me apoyaron por un sueño: compartir el teatro para niños”. La argentina agradeció esta manera de ponerle broche a su “carrera andaluza” ya que hace tan sólo días que se jubiló, y reconoció sentirse “premiada por mi tierra de adopción que es Andalucía”. Esta mujer de teatro, en sus 25 años de profesión ha programa el ciclo El teatro y la escuela, también ha sido cofundadora de la Feria Internacional de Títere de Sevilla y dirigido en estos cinco lustros el Teatro Alameda.

En esta cita, la obra revelación ha sido The Funamviolistas, de la compañía que lleva el mismo nombre y 8co 8º, Elena Carrascal calificó este “viaje relámpago hacia el posicionamiento” como algo que agradecer a su equipo y al talento de este trío –de bailarinas, intérpretes y músicos a la vez-. La compañía Excéntrica Producciones cosechó dos reconocimientos, uno como Espectáculo de Teatro y el premio al mejor intérprete masculino a Gregor acuña.
Una de las novedades de esta edición ha sido la creación del distintivo Difusión de las Artes escénicas de Andalucía, recogido por el periodista y escritor del Grupo Joly, Pablo Bujalance, un crítico de teatro en el diario Málaga Hoy. “Creo que por más que retiren de los planes de estudio las artes y las humanidades, no hay nada mejor que el teatro y la danza. No sé si será o no será, pero me tendréis remando a vuestro lado” aseguró Bujalance. En otro apartado, concretamente el de Intérprete Femenina, Gema Matarranz recibió el premio por Arizona, de Histrión Teatro- obra que se representó ayer por la tarde-; dos reconocimientos, el de Dirección y el de Versión Teatral, fueron a parar a manos de Alfonso Zurro por La Estrella de Sevilla, de Teatro Clásico de Sevilla. El premio Intérprete Femenina de Danza recayó en Luz Arcas por La Voz de Nunca, de La Phármaco, mientras que en categoría masculina fue para Manuel Cañadas por Bombillas. No te veo, de La Compañía Barataria.
Durante las dos horas de gala y entrega de reconocimientos, el denominador común de quienes subieron a recoger la placa se basó en reconocer el mundo teatral como un trabajo en equipo y aludir a las dificultades que siempre ha sufrido este sector, pero sin perder la sonrisa y el buen ambiente reinante en cada acto de este tipo.

En el plano de la escena, la jornada del miércoles dejó un total de ocho representaciones. La primera tuvo lugar a las 11: 00 de la mañana en la sala La Caseta a cargo de la Lamaraña Teatro con la obra para público familiar Alicia; todavía en horario matinal, La palabra teatro interpretó ¿Por qué John Lennon lleva Falda? La sesión de tarde arrancó con El Plan, de Excéntrica Producciones en la Casa de la Cultura, a la que siguió la granadina Histrión Teatro en la sala La Caseta con Arizona. Ya de noche, una serie de escenas con base muy visual y poética donde el cante o el baile se unieron a letras que invitaron a evadirse de la realidad para buscar otra, elementos retratados en Ns/NC de Varuma Teatro, representación que se desarrolló en el Teatro Coliseo. Ante la escalinata de dicho edificio, las compañías de Córdoba y Málaga, M. Morales +Silencio Danza plasmaron Los restos del naufragio; el espectáculo circense Cabaret Mediterráneo de Rolabola, volvió a realizarse en los Jardines Reina Victoria por segundo día consecutivo. Y como suele ser costumbre para concluir la variedad de espectáculos, la Casa de la Cultura suele ser el lugar elegido para ello, allí actuó a la 01:00 la compañía Marco Vargas & Chloé Brulé con Libertino.

Un elemento meteorológico marcó la tónica constate entre los vecinos de Palma del Río y los visitantes de estos días, el calor se coló entre el público y actores como uno de los protagonistas habituales de estas fechas pero poco deseado cuando se quiere disfrutar del buen teatro.

Diversidad de géneros en la tercera jornada de Feria

Si el miércoles fue un día completo para los amantes del teatro, al día siguiente la programación estuvo cargada del mismo número de espectáculos, ocho representaciones para diferentes públicos-familiar o adulto-. El clown, los títeres, la danza y las habilidades circenses mantuvieron abiertos los ojos, y en algunos casos las bocas, del público palmeño durante todo un carrusel de creación artística proveniente de lugares como Sevilla, Málaga, Huelva o Granada, ya que la presencia de compañías andaluzas es notoria en este 2105. Por la noche, la consejera de Cultura de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, visitó esta 32 muestra de teatro en Palma del Río y vio alguna de las obras en compañía del alcalde, José Antonio Ruiz Almenara.

La mañana empezó en tono de comedía con la primera representación de Pata Teatro titulada El árbol de la vida, los asistentes de la sala La Caseta pudieron ver un relato ganador de un premio FETEN 2015 en el que un hombre y una mujer se sentaron bajo el árbol donde vivieron sus momentos más felices, allí acuden para recordarlos con cariño, amabilidad y positivamente al abordar el ciclo de la vida de forma cómica. A media mañana, los más pequeños disfrutaron con La extraordinaria historia de la vaca Margarita, de Títeres Caracartón; bajo el arte de las marionetas, Paola Román manejó a un animal desanimado como Margarita al que sus amigas las gallinas hicieron recuperar la autoestima. Justos antes del almuerzo, a las 14:00, Producciones Imperdibles recreó su manera de bailar en Danse in blue, una propuesta de danza basada en los sentidos e imaginación que establece dos escenarios, el real y el virtual. En el primero de dichos espacios, los intérpretes María José Villar e Iván Amaya se deslizan en una serie de apariciones como si de un precipicio se tratase, en un juego constante entre ellos mismo que se traza en esa alianza entre la danza y la técnica audiovisual.

Uno de los títulos que repitió en la programación fue El Plan, de Excéntrica Producciones; tras subirse al escenario de la Casa de la Cultura el miércoles, los actores Chema del Barco, Javier Navares y David Arna reflejaron nuevamente la trama de unos personajes desempleados con la intención de llevar a cabo un plan, aunque en el transcurso del relato se va desmontando la máscara de cada uno, con un final donde nada es lo que parece. La taquilla de tarde también abrió para Un recuerdo de Avignon, un estreno por parte de Fundición Producciones y Síntesis producciones. Tres protagonistas que mostraron en la sala La Caseta su yo más íntimo mediante la recreación de un gran drama histórico, en esa una apuesta del teatro de contenidos, con riesgo y desde un prisma poco habitual; conflictos no resueltos planearon en el transcurso de esta idea escrita por Ignasi Vidal.

Ya al caer la noche, el coliseo se convirtió-como de costumbre- en el corazón de la Feria de Teatro en el Sur, sobre su tarima Historia de un cuadro a cargo de Producciones El Zacatín. “Esta historia de un cuadro nace de una idea con Alfonso Zurro de hacer dentro de los actos del quinto centenario del Greco” explica el productor de la misma, Salvador Collado. Se trata de un cuadro que no es del Greco sino de una pieza que aparece y “de una manera retrospectiva aparecen varios personajes que ven el cuadro”, un lienzo que alberga una pintura en el revés. Un regreso en el tiempo para indagar los orígenes del citado objeto artístico y que cuenta “la historia de Doménico Theotocopulos El Greco desde antes de llegar a Toledo porque tuvo que salir de Roma al tener alguna polémica con Miguel Ángel”.
Y en el final de la jornada, doble ración de circo. “Salud y larga vida al circo” dijo Antonio Jesús Gómez el miércoles en la carpa instalada en los Jardines Reina Victoria, pues bien, anoche este clown salió de nuevo a la arena de Cirkusz Rupt para encargar la vida del técnico del circo quien tuvo que retrasar –figuradamente- el inicio del show ante la inminente llegada de los artistas. Con ese toque de humor y movimientos de payaso contemporáneo, Gómez sacó las mejores carcajadas de los espectadores. A la 01:00, para los amantes de las artes circenses tuvo lugar Vaivén Circo puso en escena Des-Hábitat en la Casa de la Cultura, un trabajo gestual, coreográfico, lleno de fusión del lenguaje acrobático y guiños al flamenco.

Alberto San Juan baja el telón de la 32 Feria de Teatro en el Sur

Cuatro días han bastado para recordar que la cultura, pese a duro momento en el que vive inmersa, continúa soportando las envestidas del 21% de IVA o los daños colaterales de una crisis económica feroz con este sector. Las alabanzas para la muestra teatral palmeña son múltiples, actores que llevan años participando en esta cita de referencia en Andalucía la catalogan como una escuela de formación donde el ambiente que se respira es puro arte.
Un hombre conocido dentro de este mundo, Alberto San Juan, fue el encargado de poner el cierre a una semana plagada de múltiples espectáculos donde ha predominado la danza, el circo, teatro infantil y algunas dosis de clown, pero se ha echado en falta más representaciones en el entorno del Paseo Alfonso XIII y calles de la localidad – sólo dos de este tipo-. Autorretrato de un joven capitalista español de Alberto San Juan era uno de los títulos más esperados el viernes, un monólogo que “surge hace dos años y medio de la necesidad de comprender mejor lo que estaba pasando, el desastre que estamos teniendo en este país, y bueno, una situación de emergencia social muy ligada desde mi punto de vista al capitalismo neoliberal” describió San Juan. El actor reconoce que “las cosas han cambiado mucho desde que estrené este monólogo” y al hablar sobre la cultura hace una radiografía de un sector “muy castigado, igualmente como el resto de los ámbitos de actividad humana en esta sociedad, creo que la cultura juega un papel fundamental en la evolución humana”; un elemento que San Juan considera “el paso previo a la acción política” debido a la reflexión crítica de abrir los ojos y ver qué ocurre. “La cultura no es sólo el teatro, el cine, la danza, la cultura es todo, la ideología, la forma de ver el mundo, la sensibilidad hacia el prójimo” destaca el autor da la obra. En su interpretación pudo verse la reflexión pero también el espectáculo teatral, un relato que nació ante una doble necesidad, la de conocer lo que sucede alrededor pero también por otra “coyuntural, o necesidad puramente económica” al encontrarse sin trabajo en aquellos instantes. Esta autocrítica se estrenó en su momento sin que nadie la hubiese visto previamente, sin que el propio San Juan supiese cuánto duraba porque “nunca la ensayé”, tan sólo se valió de una serie de notas. Sin embargo, este autorretrato recreado a medianoche en la Casa de la Cultura no fue el único pase de Alberto San Juan, previamente y junto a la guitarra de Fernando Egozcue recorrió la poesía del siglo XX en Todo dice que sí, durante una sesión de tarde en el monasterio de San Francisco en la que se lanzaron poemas al viento para dejarlos expuestos a la libre interpretación.

En cuanto al resto programación, la última jornada de Teatro en el Sur comenzó como de costumbres, es decir, con obras de carácter infantil para el horario matinal, como fue el caso da la danza plasmada por Fernando Hurtado en De flor en flor y la historia de la niña Lili en Un viaje invisible, de Baran Puppet. En el recinto del Centro Municipal de Congresos, la sala La caseta albergo la representación Cuando perdí la cabeza, de la compañía de Ignacio Andreu. El discurrir de programadores, artistas y palmeños hizo parada en el teatro Coliseo a las 21:00 para ver Miguel de Molina al desnudo, la vida de un hombre que transformó la copla contada en un diálogo abierto con el público donde el cantante se enfrenta a su pasado desde el presente, una obra traída desde Madrid por Laboratorio de la Voz. Por otro lado, el exterior se llenó de sonido con El soberao, de Dos Proposiciones, Incubo Teatro y Jazz del Cuento. Una coreografía que Arturo Parrilla y Raquel Madrid realizaron en el Paseo Alfonso XIII al bailar una música original como manera de diversión con los espectadores.
Ya fuera de focos, escenografías y butacas, los palmeños se entremezclaron con el ambiente de farándula que inunda el barrio de San Francisco en uno de los lugares donde pernocta parte de los profesionales, en un fin de fiesta pensado para descargar la adrenalina acumula en la semana, intercambiar opiniones y conocer aspectos curiosos de un mundo tan variopinto como el de las artes escénicas. Palma del Río despide su Feria de Teatro en el Sur con la vista puesta en la próxima temporada pero sin olvidar la nostalgia entre el público y el deseo por disfrutar de una programación más extensa –como ocurría entes de la crisis económica-. Se trata de una muestra que sirve de difusión nacional para muchas compañías, lugar de encuentro para la creación e innovación en este terreno y generadora de riqueza para la zona. 32 avalan el compromiso de una localidad convertida en un escenario cada mes de julio.